Decálogo de buenas prácticas para viajar con tu mascota



No nos habíamos recuperado del boom mediático de Pecas, el perro de doña Esperanza Aguirre, y de nuevo, la mascota de un personaje político de primer orden –en ministro del interior, Jorge Fernández Díaz- ha saltado a la palestra de los tabloides, incluso de la sesión de control al gobierno, en el Congreso de los Diputados.

Les pondré en antecedentes: al parecer nuestro entrañable ministro del interior realiza sus viajes oficiales –nacionales e internacionales- acompañado siempre de su cariñosa y sociable Lola, un hermoso ejemplar de 7 años de Shih Tzu. Hasta ahí todo parece normal, hasta que los grupos de la oposición descubren que Lola no sólo no viaja en su transportín en la bodega de los aviones o coches oficiales, sino que lo hace libre de cualquier sistema de protección y campando a sus anchas por coches oficiales, aviones del ejército, incluso helicópteros.

A pesar de que la raza Shih Tzu es bien conocida por su obediencia, docilidad e inteligencia (en la antigua China eran excelentes perros de guardia) recomendamos encarecidamente al sr Ministro que aplique algunos de los consejos que desde mimomimascota.com, a través de su responsable, el adiestrador canino valenciano Nacho Roca, nos sugiere a la hora de llevar con nosotros a nuestra mascota en cualquier transporte público o privado.

  1. Preferiblemente utilizar un transportin adaptado a la medidas y dimensiones del perro.

  2. Anclar ese transportin o fijarlo con los cinturones de seguridad del vehículo

  3. Si se trata de un perro grande y el trayecto es corto, el perro puede ir suelto en el maletero del coche separado por una rejilla de seguridad del asiento trasero, siempre que tengamos visibilidad del mismo.

  4. El código de circulación no contempla estos supuestos, tan sólo advierte que en el interior del coche no deben ir objetos “sueltos” sin al debida sujeción, que molesten la normal conducción o que dado el caso de un frenazo o accidente no lesionen al conductor.

  5. No ofrecer una comida copiosa o pesada al perro antes de partir de viaje

  6. Parar cada cierto tiempo para que el perro pasee (el viaje en transportín es ciertamente estresante para ellos) y se hidrate

  7. Nunca dejar al perro en el interior del coche, al sol y sin ventilación. Desgraciadamente, esta suele ser la causa de muerte de muchos perros en verano.

  8. Conducir de manera suave, sin acelerones ni frenazos. Un choque a una velocidad de por ejemplo 60 km/h puede causar graves lesiones incluso la muerte al perro.

  9. Existen determinados calmantes suaves que se les pueden suministrar en caso de viajes largos. Consulta con tu veterinario

  10. Nunca dejes que tu perro asome la cabeza por la ventana. Les encanta, pero puede causar distracción del conductor o un accidente.

Si no tienes la suerte de ser ministro del Interior y tener a tu disposición un parque móvil ministerial de lo más nutrido para viajar con tu perro, te recomendamos que sigas estos consejos, o mejor, que contactes con Nacho Roca, de mimomimascota, y te aconseje lo mejor para cada ocasión.

 

Por Rafa Serra



Comentarios para “Lola no viaja sola !!!
Deje su comentario
Dejar este campo en blanco (anti spam):
Cargando Captcha...
Si tarda mucho en cargar por favor deshabilite Adblock!

Los comentarios son moderados antes de ser publicados.